Triángulo del fraude

Al hablar de fraude, se dice que, como base, existen tres componentes: Oportunidad, Presión y Autojustificación, de allí la formación del denominado Triángulo del Fraude. Estos componentes se comportan de diferente manera, dependiendo de las circunstancias imperantes tanto internas como externas.

  • El fraude “Estacional”

    En el caso de períodos estacionales, o a raíz de situaciones individuales concretas, que implican gastos personales extras, el elemento que aparece es la tentación, como condicionante modificador de conductas.
    Leer Más >>

  • El fraude en tiempos de crisis

    Ante una situación de crisis, o simplemente la amenaza de caer en ella, la oportunidad que estuvo siempre presente cual peligro latente, mas no fue considerada en virtud de la moral y confianza por parte de los empleados, pasa a ser un peligro inminente.
    Leer Más >>